Conocenos

Nuestra historia


Los dos grandes pilares de la fundación del Colegio Santo Ángel en la primera mitad del siglo XX (año 1925) fueron:

Era el día 6 de mayo del año 1925, cuando llegaron las primeras religiosas a Ourense a la “casa-asilo”, y el día 2 de julio, del mismo año, fue la Inauguración del “ASILO SANTO ANGEL”

Dª Ángela Santamarina, Marquesa de Atalaya y Bermeja, conocida en Ourense por Angelita Varela, decide construir, en el Couto, una Capilla para guardar los restos mortales de sus familiares y un museo para exponer los recuerdos familiares. Pero no satisfecha con el fin para el que había creado aquella obra tan grandiosa y sensible a las necesidades de su tiempo, decidió fundar un asilo para niñas huérfanas.

Para llevar a cabo su proyecto contactó con las Religiosas Calasancias, quienes creyeron que encajaba perfectamente dentro de su carisma, puesto que el P. Faustino Míguez defendió siempre que la mejora de la sociedad dependía de la educación de la mujer.

El objetivo de esta fundación era recoger a las niñas, desde los cinco hasta los quince años, en el Asilo. Durante ese periodo de tiempo se les daría una educación primaria, formación cristiana y además se les enseñaría a lavar, planchar, bordar, servir la mesa y cocinar.

La sociedad española cambia y también las exigencias y desafíos que se plantean en las familias; lo mismo ocurre a nivel cultural y académico. Lo único que no varía son los recursos, con los que cuentan las religiosas, no aumentan y se quedan escasos. Para dar respuesta a esta difícil situación se estudia la posibilidad de hacer un nuevo Colegio. Una vez aprobada la propuesta El Asilo pasa a llamarse Colegio “Santo Ángel” y se abre no sólo a las huérfanas sino también a internas y externas de cualquier clase social.

Con la intención de renovarse y actualizarse continuamente el colegio ha ido transformándose para adaptarse a las exigencias de las distintas leyes:
LOGSE, LODE, LOE Y LOMCE…
Hoy es un Centro Plurilingüe Concertado mixto, en el que se imparte E. Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria.

Beato, Faustino Míguez, fundador el Instituto Calasancio de Hijas de la Divina Pastora en el año 1885, siguiendo el espíritu y estilo pedagógico de S.José de Calasanz. Su finalidad es BUSCAR Y ENCAMINAR al niño y al joven hacia Dios por todos los medios que estén al alcance de la caridad, aún con exposición de su propia vida.

Este hombre ourensano, nacido en Acebedo del Rio (Celanova), con tan solo dieciocho años responde a la llamada del Señor y decide seguirle. Hombre sensible a las necesidades de su entorno, descubre la situación de ignorancia en que vive la mujer y la necesidad que tiene de que alguien la guíe, desde la infancia, por el camino de la promoción humana y cristiana y le abra horizontes de cultura y fe. Decía reiteradamente a sus religiosas: “Trabajad para que sean buenas cristianas, buenas esposas, buenas madres y miembros útiles a la sociedad de la que deben formar un día la parte más interesante”.